Error message

  • Notice: Undefined index: access callback in ctools_entity_from_field_context() (line 188 of /home2/forgingb/public_html/javierdiaz/sites/all/modules/ctools/plugins/relationships/entity_from_field.inc).
  • Notice: Undefined index: access callback in ctools_entity_from_field_context() (line 188 of /home2/forgingb/public_html/javierdiaz/sites/all/modules/ctools/plugins/relationships/entity_from_field.inc).

GOLPE BAJO

La gente rara vez puede imaginar lo difícil que puede llegar a ser la realización de una telenovela, sobre todo cuando el elenco artístico empieza a contaminarse con una actitud negativa y esto contagia a toda la producción; Cuando yo pensaba que lo más difícil en mi vida había sido dirigir a VERÓNICA CASTRO, conocí la efectividad de la “ley de Murphy” en la que descubrí que si algo puede estar mal, es seguro que llegará algo peor. Los constantes caprichos, arrebatos, incongruencias y actitudes nefastas se empezaron a generalizar en el foro, sobre todo, al descubrir que el rating (cantidad de audiencia que veía la telenovela), era bajísimo. Una actriz como LUCIA MÉNDEZ puede llegar a convertirse en una terrible pesadilla para todos; pero, en especial, para el director de escena y de cámaras, la cual era mi responsabilidad. Cuando en un foro de grabación hay una actitud positiva y un buen ambiente, todo funciona de maravilla, todo lo contrario sucede cuando empieza a haber diferencias entre los actores, que dejan de entenderse y rompen su relación profesional por una posición de poder; surgen las inevitables enemistades y se convierte en una situación imposible el poder trabajar con armonía. Esta actitud general trasciende los foros de grabación y el público empieza a notar que “no hay química” entre los actores. Nota: Hago notar que no se trata de las actrices que ilustran esta página, en quienes reconozco gran profesionalismo y ser magníficas compañeras. Las sesiones de grabación se volvieron entonces tensas y casi insoportables. Si esta situación se alarga por 12 meses, las grabaciones se convierten en un infierno; y si alguien tiene que mediar y tratar de conciliar, ese es el director. Tal fue mi caso, con jornadas de más de 12 horas diarias de lunes a sábados, la tensión creció de tal manera que, al concluir las grabaciones de la telenovela, me encontraba literalmente enfermo. Se había disparado la hipertensión arterial y había surgido una hernia hiatal, ligada a una gastritis severa; eso además de haberme distanciado, por cuestiones de trabajo, de mi familia a quienes sólo veía los domingos, pero era tal mi agotamiento que mi ánimo estaba permanentemente bajo. Fue entonces que decidí que no quería volver a dirigir, porque lejos de disfrutarlo se había vuelto un martirio en mi vida; y mi filosofía siempre ha sido: “Si no es divertido… no lo hagas”. Fue entonces que tomé una decisión drástica en mi vida: darme un tiempo, reflexionar, recuperar mi salud, pero sobre todo, lo que más me ha importado siempre en mi vida: estar con MI FAMILIA. Es cuando uno entiende que el dinero no lo es todo en la vida, que es mucho más importante vivir con modestia, pero disfrutar de la vida y tratar de aprovecharla, sin desperdiciar el tiempo en cosas que no valen la pena; entonces es que aprendes a vivir con intensidad, pero sobre todo con inteligencia.